Es más que probable que hayas oído hablar del team building como estrategia para mejorar la productividad. Es muy probable que lo hayas utilizado como herramienta —sobre todo si tienes responsabilidad en materia de recursos humanos— o bien que te estés planteando usarlo. También puede ser que hayas participado en alguna sesión. Pero, ¿qué es exactamente el team building?

Antes de seguir, te invitamos a hacer con nosotras un pequeño ejercicio:

  • Por favor, abre una pestaña en tu navegador y consulta en Google “Team building”. Seguramente, una vez superada una variopinta oferta de anuncios, encontrarás diversas definiciones de team building. Si lees unas cuantas —no hace falta que lo hagas, te facilitamos un spoiler— verás que podemos resumirlo como aquella actividad o conjunto de actividades que persiguen mejorar la cohesión de los equipos de trabajo y aumentar la productividad. Por favor, no cierres la pestaña!
  • Si nos has hecho caso en el párrafo anterior, por favor, ahora pincha en la opción imágenes del resultado de la búsqueda. Tachaaaan! Bienvenido/a a un maravilloso mundo de color lleno de personas y muñequitos que se abrazan, se dan la mano, construyen pirámides, saltan en paracaídas, …

Y sí, todas estas imágenes pueden sugerir diferentes actividades vinculadas a la construcción de equipos, pero, como ves, titulamos nuestro post con una pregunta. Y no, no es que cuestionemos las bondades del team building —nos dedicamos a ello!— pero, como profesionales que nos tomamos en serio nuestro cometido, queremos hacer algunas aclaraciones al respecto.

¿Qué nos aporta una sesión de team building?

O lo que sería lo mismo, ¿para qué hacemos una sesión de team building?

Pues bien, una sesión o un conjunto de sesiones de team building pueden servir —como ya apuntábamos más arriba— para aumentar la cohesión y la productividad de un equipo de trabajo. También nos ayudará a crear sinergias entre personas de diferentes equipos que, sin este tipo de actividades, raramente se darían. Éstas, por sí solas, pueden ser razones de peso para destinar recursos a la construcción de equipos. Pero, el team building bien organizado puede servir para mucho más.

A través de la observación de la ejecución de la propia actividad, obtendremos información de gran valor. Te dejamos algunos ejemplos:

  • Observar cómo actúan nuestros colaboradores cuando los sacamos del contexto de la oficina y, por tanto, de su zona de confort.
  • Detectar potenciales líderes —que, en ocasiones no coincidirán con los líderes de nuestro organigrama— y también a los “meros observadores” —que en ocasiones puede coincidir con algún líder—. Estos datos serán de mucha utilidad a la hora de tomar futuras decisiones relativas a nuestra organización y sus colaboradores.

Como has visto hasta ahora, parece que todo son ventajas cuando hablamos de team building. Brian Scudamore —fundador y CEO de O2E (Ordinary to Exceptional) Brands— refiriéndose al Team building en un post publicado en Forbes, habla de  “la mejor inversión que puedes hacer por tu personal”. (Fíjate que habla de inversión y no de gasto).

Y sí, compartimos el enunciado, pero hay una cosa que debemos tener clara: la elección de este tipo de actividades debe partir de un buen análisis y una correcta planificación. Hoy en día existen múltiples opciones y precios que van desde económicos hasta estratosféricos. Porque team building puede ser saltar en parapente, pero también puede serlo una paella en la playa!

Por eso antes de elegir una actividad por llamativa, porque la hizo la empresa de un conocido o porque nos ha llegado una oferta, es muy importante plantearnos si es ésa la actividad que nuestro equipo —y nuestra organización— necesitan.

Muy pronto te explicamos cuáles son —a nuestro entender— los elementos clave del Team Building.

Si deseas que te ampliemos alguna información, quieres proponernos algún tema para futuros posts, o bien, quieres contarnos tu experiencia, te invitamos a dejarnos un comentario.

5 Comentarios

  1. En lo personal el team buildin bien organizado tiene efecto muy positivos y una de las ventajas es el aumento de motivación que logra mayor productividad y creatividad en el desempeño de labores.

  2. Excelente articulo, una de las ventajas que adquirimos de team building es que reducimos el estrés laboral que puede ir obteniendo con el paso de los meses de trabajo, al ser reducido la tensión se logra mejorar el clima laboral, el entusiasmo y motivación aumenta y como consecuencia la productividad es mayor y de calidad.

  3. En lo personal he visto como el estrés laboral desaparece con estas actividades, esto logra que el equipo de trabajo se haga más eficiente, se concentre con más precisión en sus actividades y saben afrontar con mayor preparación los retos que surgan en las labores.

  4. agradezco mucho, excelente blog, contribuye con mi crecimiento profesional.
    Los felicito por estos blogs. Quisiera comentar que lei el blog y me parece
    muy apropiado el enfoque que le dan a el tema, En hora buena!,
    ¿hay algún libro que recomienden sobre el tema para poder profundizar mas
    al respecto?. agradecida por la información.

    • ¡Hola, Sofia! Hay varios libros interesantes que puedes leer. Te dejamos por aquí un par de títulos:

      Las 17 Leyes Incuestionables del trabajo en equipo (John C. Maxwell)
      Cuando las arañas tejen juntas pueden atar a un león (Daniel Coyle)

      ¡Gracias por leernos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioPost comment