Construcción barcos de cartón

Es lunes, tu mug todavía esparce el olor de café recién hecho. Suena el teléfono. Lo descuelgas combatiendo la lentitud que acompaña a la primera hora de los lunes y recibes una llamada de un cliente: 140 personas, un evento de ámbito europeo, una compañía con delegaciones en 7 países e implantación global y, además, pocas semanas para organizarlo.

Te puedes imaginar cómo empezó a hervir la oficina al colgar el teléfono; ese sonido de toda la maquinaria trabajando a pleno rendimiento. Un evento numeroso implica no sólo requerimientos de espacio, significa también organizar actividades que permitan distribuir a los destinatarios en diferentes grupos y horarios. La escaleta toma un papel imprescindible para que no dejes ningún detalle al azar. ¡Todo atado y bien atado!

En este caso, nuestro cliente fue Efficy. Una empresa especializada en soluciones de CRM que ha experimentado un gran crecimiento en los últimos tiempos. Necesitaban un evento que fomentara la interrelación y el conocimiento entre los empleados de las diferentes delegaciones en aras de mejorar la comunicación y el funcionamiento de éstas. Nuestros huéspedes iban a ser 140 trabajadores de la compañía procedentes de diferentes puntos del continente europeo y con horarios y medios de llegada diversos.

La importancia del primer contacto

No hay nada peor en un viaje que un mal inicio. Por eso, en Incentivos Ibiza nos gusta cuidar a nuestros invitados desde su llegada. Damos mucha importancia a la recepción en el aeropuerto, el transfer y la acogida en el hotel y el acompañamiento durante el proceso de check-in.

Una vez instalados en las habitaciones, un ratito para ponerse guapos y guapas para la fiesta ‘latina’ de bienvenida en Nassau Beach Club. Cena, discursos y clases de salsa, merengue i bachata para ir ambientándolos.

Team building junto al mar

Como ya os hemos explicado con anterioridad, somos unas convencidas del team building. Nos encanta retar a nuestros invitados a superar obstáculos a través del trabajo en equipo y la creatividad.

En esta ocasión el reto consistía en salir a navegar en una embarcación de elaboración propia construida a base de cartón. Los diferentes grupos competían para presentar el mejor proyecto y los criterios de selección eran el diseño, el tiempo que la embarcación se mantenía a flote y la creatividad del equipo.

¡Barbacoa a bordo!

Una vez recompensados y reconocidos los mejores ‘ingenieros navales’, los llevamos de nuevo a pasear por el mar. Esta vez a bordo de un catamarán donde, aparte de disfrutar de las maravillosas vistas, los recompensamos con una barbacoa a bordo.

 

En definitiva, una experiencia completa y todo un reto del cual estamos más que satisfechas. El mejor regalo es, sin duda, verlos despedirse de nosotros con una sonrisa en la cara y leer opiniones como éstas:

Si quieres que te ampliemos alguna información, quieres proponernos algún tema para futuros posts, o bien, quieres contarnos tu experiencia, te invitamos a dejarnos un comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioPost comment